Jueves, 25 de junio de 2009

Por: Enrique Ojeda

 

 

            No sé que entiende el BRAVO PUEBLO venezolano por ACOSO MEDIATICO y TERRORISMO MEDIATICO,  ni porque   VOCEROS de uno u otro bando mienten descaradamente a sus apacibles seguidores utilizando imputaciones que rayan en la tolerancia, a través medios de alcance masivo.  Cada vez los entiendo menos y el porque de nuestra apacible actitud frente la tozudez de estos TRAFICANTES DE SUEÑOS al margen de la fe de todo un pueblo víctima de estos PSEUDOS LIDERES de ayer y los aprendices de hoy: Duros representantes de un pasado cercano de segregación, odio y muertes impunes.

 

            Nadie podrá negar nunca jamás, mi apasionado espíritu revolucionario de conciencia, enquistado en mi alma desde mis años mozos. Creo en los REVOLUCIONARIOS Y REVOLUCIONARIAS de Conciencia, hombres y mujeres comprometidos y comprometidas realmente con su entorno global, sin discriminación ni sectarismo lacerante.

 

            No creo en la IGUALDAD como algunos la conciben, no creo en UTOPÍAS realizables, cimentadas en invisible vigorosidad conceptual, no creo en un SOCIALISMO edificado bajo la retórica divisionista en tiempos de incertidumbre ideológica.  En virtud a ello, siento oportuno retomar  las líneas que motivaron esta obligada reflexión: PLURALISMO RADICAL EN  TIEMPOS DE  ACOSO  MEDIATICO e intentar clarificar desde mi punto de vista personal las aberraciones conceptúales  a la que hemos estado sometidos quienes habitamos este sumiso país  de parte de una OPOSICIÓN  DECADENTE y un  SISTEMA  SOCIALISTA de corte populista,  sin consolidación posible en el tiempo, motivado a la compleja expectativa  motivacional de quienes conforman el supuesto Movimiento  Revolucionario que lo enrumba hacia el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI, aún sin identidad real. No hay la menor duda, que ambos Universo de adeptos (Opositores – Revolucionarios), viven sometido bajo una línea dura y perniciosa de sus Líderes.  En ambos bando se practica vergonzosamente la agresión verbal y física,  que ha ido generando un sentimiento de odio por lo que piensa y siente el otro ideológicamente,   Las barreras creadas en discursos, conferencias y entrevistas a través de los medios de comunicación VENTANA PLURALISTA, a la disposición  de estos líderes, son realmente abismales. El TERRORISMO MEDIATICO, es practicado por líderes de  ambos movimientos, sin el menor respeto y un claro insulto a la inteligencia de seguidores y simpatizantes, sin reflexionar ni medir el impacto de las consecuencias  que dichos mensajes (subliminales algunos,  irrespetuosos y  claros desafíos otros), puedan causar a una población desprotegida en sus derechos individuales por el uso irracional de un PLURALISMO SALVAJE,  al margen de la ley que regula la LIBERTAD DE EXPRESION en cualquiera de sus formatos expresivos u expuestos. 

 

            . . .Ojalá y estas reflexiones, toquen fondo y desde esas profundidades afloren luces de sensatez y equilibrio expresivo, que faciliten la unificación de criterios en aras de un  espacio tolerable donde quepamos todos y nos escuchemos con serenidad y respeto, donde cada cual tenga razón desde un punto de vista particular  y  a su vez dichas vivencias, sueños e ilusiones, puedan ser compartida en un solo espacio geográfico tan grande como la Patria toda, porque grande han de ser todas y cada una de las expectativas echas eco desde las profundidades de cada inconforme corazón venezolano.  No quiero finalizar estas líneas, sin dejar claro que jamás dejaré de ser una incoherencia(para algunos), mientras existan IRACUNDAS, IRRESPETUOSAS e IRRACIONALES actitudes  de parte del Gobierno y la Oposición, aferrados a dirimir sus diferencias ideológicas a través de un devastador e insoportable TERRORISMO MEDIATICO contra sus apacible y asombrados militantes y seguidores por alguna extraña razón.  Si,  no quiero un SISTEMA DEMOCRATICO comprometido con imperio alguno saturado de vicios, solapados bajo la bandera de un pseudo desarrollo, carcomido por el flagelo de la corrupción por los apátridas de siempre. No deseo de ninguna manera un SOCIALISMO PATERNALISTA, POPULISTA y sin IDENTIDAD REAL, erigido sobre  los hombros de un círculo de supermilitares “retirados”, empoderados de todas y cada una de las Instituciones del gobierno central, además de Gobernaciones y Alcaldías, colocados allí por ELECCIÓN POPULAR, a petición del ciudadano presidente de la República Bolivariana de Venezuela al momento de presentar a los electores los candidatos elegidos a su capricho y conveniencia por encima de los nativos en sus respetivas entidades.  Si, no quiero un SOCIALISMO UTOPICO, donde sus prioridades de proyección internacional de buen vecino sea regalar de manera inconsulta las riquezas naturales del país que nos pertenecen a todos, a naciones supuestamente empobrecidas por una reiterada mala administración de sus naturales o simplemente por la carencia de riquezas naturales que han estancado su desarrollo por siglos. No estoy en contra del SENTIMIENTO HUMANISTA, que ha permitido la inclusión de un gigantesco universo de ciudadanos olvidados por  décadas y que hoy admito en honor a la verdad que han sido dignificados y se sienten parte y arte de los planes y programas macrosociales que el gobierno central ha diseñado para estos invisibles ciudadanos de un pasado cercano. Pareciera una incoherencia contrastante con lo expuesto en lineas anteriores, no obstante, tales señalamientos primarios son parte de mi CONTRALORIA PERSONAL, que señalan vicios del actual sistema que según mis apreciaciones deben ser extirpados de las políticas y estrategias del Gobierno Central y enrumbarse hacia un MOVIMIENTO HUMANISTA,  que se distancie de una vez y para siempre del concepto universalizado  hacia un tal  SOCIALISMO DEL SIGLO XXI,  que no comparto en sus profundidades por no ser mas que un sueño personal, sin asidero en la historia pasada ni reciente.   

 

 

 

                          


Publicado por Enrique_Ojeda @ 12:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios