Martes, 15 de julio de 2014

Por: Enrique Ojeda.

         Es tiempo de terminar de una vez por todas con la retórica pugnitiva de un bando y del otro.

         El ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela NICOLAS MADURO MOROS, pidió a los Revolucionarios y no Revolucionario consolidar nexos por un Estado de paz, crecimiento, desarrollo y participación real donde se facilite la reflexión sobre los errores cometidos y la factibilidad de corregirlos por el logro de objetivos y metas comunes.

         Un Poder Popular visible y palpable en la participación sin mezquindad del pueblo organizado por un indivisible gobierno de calle tal y como se ha venido realizando en varios Estado del país donde se ha logrado conoce insito los problemas que los afecta y margina frente a sus semejantes más cercanos.  

         Interesante y oportuna tregua, frente al Acoso Mediático y Terrorismo Psicológico, utilizado últimamente con vehemencia en ambos movimientos ideológicos en procura de consolidar su protagonismo en las bases.

         Obviamente, la búsqueda de la paz interna en Venezuela, requiere cierto sacrificio de ambos sectores ideológicamente encontrados.

         Solventar el problema de la Inseguridad, Monopolio Estatal en la distribución del rubro alimentario generador indiscutible del desabastecimiento e igualmente extensivo al criticado Sistema de Salud, la cual sin duda  tiene asidero en la galopante inflación, requiere URGENTE la unificación de criterios de todo el universo productivo del país en la búsqueda de soluciones conjuntas, más allá de la polémica estéril y adjetivos degradantes que tanto daño hace a la imagen internacional del país y la desconfianza de quienes a diarios sufren las carencias e ineficacias en el día a día.

         Como complemento el tan cacareado Sistema Educativo, la Impunidad Judicial  en lo referente a la protección de los Derechos Humanos y otros males de conocimiento público, visualizado en la  dudosa dotación de vivienda a las familias realmente necesitada.

         Sin duda, el llamado del ciudadano Presidente de la República Nicolás Maduro,  no podía haber sido más oportuno desde mi punto de vista personal.

         Así, que desde esta mi ventana reflexiva,

Trataré de sumar voluntades en pro de iniciativas que nos permitan solventar cuanto antes esta compleja situación donde todos de alguna manera somos responsables…

         Bienvenidas las iniciativas con proyectos innovadores  por el rescate de la dignidad, extraviada en alguna parte en nuestro apresuramiento por ser útil, sin medir las consecuencias que hoy nos tiene en un ilógico enfrentamiento de culpas donde ninguno somos capaces de aceptar nuestra responsabilidad en la historia contemporánea.

 

Viva la Venezuela de todos. La Patria grande de todos y sin mezquindad.

Bienvenidas las iniciativas al rescate de nuestros valores.

 ¡Mi respeto Presidente!


Publicado por Enrique_Ojeda @ 4:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios