Martes, 17 de abril de 2012

 De: Enrique Ojeda.

 . . .Compatriotas, vecinos, amigos, familiares cercanos y distantes, hoy más que nunca se nos está Prohibido olvidar cada gesto malévolo e hipócrita de estos inmorales apátridas, traidores consumados de quienes fuimos invisibilizados por décadas y humillados de mil maneras por estos depredadores de oficio, empecinados de retomar el poder y su oscuro estatus cueste lo que cueste desde el 2002, a través de métodos al margen de la sensatez y enmascarado por medio de un sorpresivo y asqueroso Decreto que cercenó nuestros derechos ciudadanos y desapareciendo de un plumazo la Institucionalidad realmente democrática por la que habíamos luchado al lado de nuestro guía espiritual Hugo Rafael Chávez Frías, secuestrado y humillado desproporcionadamente por estos escuálidos perturbadores montoneros, sorprendido por lo que significaba y significa hoy Chávez a los millones e invisibles alpagatúos sin techo y muertos de hambre.

    Heridos en las profundidades de sus oscuras conciencias por nuestra férrea lealtad a un hombre que había llenado las expectativas de sueños reprimidos por décadas y que el 7 de octubre del 2012, dejaremos claro por enésima vez que somos mayoría porque somos pueblo y no lo queremos ni en la acera del frente.

 Prohibido olvidar cada degradante adjetivo, cada insolente imputación, cada irrespetuosa burla, cada incursión violenta a las Instituciones del Estado y Representaciones Extrajeras.

Prohibido olvidar cada agresión a la integridad física de nuestros representantes. Prohibido olvidar toda sus guarimba desestabilizadora, lideradas por estos seudos líderes comprometidos hasta los tuétanos con el Policía Universal, invasor de naciones para robarles sus riquezas naturales utilizando los más adelantados medios logísticos y perversos métodos psicológicos dejando a su paso, hambre, desolación y una aterradora pobreza calmada tan solo con el suicidio masivo de hombres y mujeres destruidos moralmente por estos intermediarios traficantes de sueños que hoy ofenden nuestra inteligencia pretendiendo a través de su diversidad de medios, audio visuales y escritos tergiversar el pasado reciente donde nos evaporaron de un plumazo y nos cerraron las puertas y ventanas con una altanera actitud que jamás olvidaremos: “. . .esa basura del canal 8, va pa fuera, pa fuera…”.

Que se han creído estos descerebrados cayaperos vende patria.

Se nos está Prohibido olvidar, así que el 07 de Octubre del 2012, será el más grandioso encuentro de generaciones conformando el más caudaloso río esparcido por los miles cauces de nuestra Patria Grande para ratificar en la presidencia de la República a nuestro máximo líder Bolivariano HUGO RAFAEL CHAVES FRIAS quiéranlo o no apátridas inmorales. . .

No volverán aterrorizar al pueblo con sus paros indefinidos, sus asesinas trancas de autopistas y sus rastreras imputaciones frente al Policía Universal y sus gavilleros aliados depredadores de naciones enteras.

No volverán; porque estamos más unidos que nunca: Un candidato, un criterio, un objetivo y una meta clara e indivisible consolidar el sentimiento bolivariano por una patria que nos ha permitido ir más allá de un sentimiento de libertad y respeto mutuo.

La seguridad y convencimiento de una participación real activa y protagónica de las comunidades organizadas en los planes, proyectos y programas macrosociales del estado que estos montoneros apátridas obvian en sus discursos y desde ya han dejado entrever que serán eliminados de “Ganar las presidenciales”. Por estos egoístas y perversos sentimientos distanciados con el pueblo invisibilizados por décadas por estos mismos depredadores e inmorales No volverán.

Insisto pues; que nos preparemos desde ya con entusiasmo y alborozo para el gran encuentro inolvidable de generaciones para consolidar el Sentimiento Bolivariano que sentimos, profesamos por nuestra Patria Grande y reafirmaremos el próximo 7 de Octubre de 2012.

Llegue mi sincero y cálido abrazo fraterno a todas y todos.


Publicado por Enrique_Ojeda @ 15:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios